El Comisionado de MLB, Rob Manfred, inactivó con derecho a paga al torpedero de los Rockies, José Reyes, en lo que se resuelve el caso de violencia doméstica del dominicano.

Reyes fue arrestado el 31 de octubre en Hawái, luego de un alegado incidente en un hotel de lujo en el que fue acusado de asaltar a su esposa. Un juicio del caso está pautado para el 4 de abril, precisamente el día inaugural de la temporada.

Esta medida se hace de acuerdo con la política sobre violencia doméstica, asalto sexual y abuso infantil implementada por MLB y la Asociación de Jugadores.

Se desconoce qué tan severa pueda llegar a ser la sanción del jugador dominicano debido a que este es el primer caso que se presenta en las Grandes Ligas luego de que esta política fuera aprobada.

Reyes irá a jucio el 4 de abril y enfrenta la posibilidad de ser deportado de Estados Unidos, como reveló un portavoz de la oficina del fiscal Kerry Glen, encargado del caso.

Otro dolor de cabeza para el quisqueyano es el panorama que tiene actualmente en el conjunto con sede en Colorado, tras pedir públicamente ser cambiado luego de haber llegado procedente de los Azulejos de Toronto, en la segunda parte de la temporada pasada, alegando entonces que deseaba estar en un equipo competitivo.