El Comité Olímpico de Estados Unidos confirmó hoy la sanción de diez meses de suspensión al nadador Ryan Lochte, doce veces medallista olímpico, por el escándalo que protagonizó en los Juegos de Río de Janeiro cuando se inventó un asalto con pistolas.

La sanción fue confirmada hoy por el Comité Olímpico y por la federación de natación USA Swimming, después de que este miércoles se filtrara a la prensa que el castigo al nadador le impedirá competir en el Campeonato Mundial de Budapest de julio de 2017.

Junto a Lochte también fueron sancionados Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen, los otros miembros del equipo olímpico estadounidense que participaron en el incidente en Río.

Además de la suspensión para participar en competiciones nacionales e internacionales (hasta el 30 de junio de 2017), lo que le impedirá competir en los campeonatos nacionales del próximo año, algo imprescindible para ir al mundial Budapest, Lochte dejará de recibir en estos diez meses la ayuda financiera de la federación, no podrá acceder a centros de entrenamiento oficiales y tendrá que realizar 20 horas de servicios comunitarios.

Tampoco podrá asistir a la recepción en la Casa Blanca cuando el presiente Barack Obama reciba al equipo olímpico.

Los otros implicados en el incidente en Brasil, Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen tendrán sanciones similares, pero el tiempo de duración será de cuatro meses, según informó el Comité Olímpico.