Abrir un Juego de Estrellas en su primera participación en el Clásico de Media Temporada es una satisfacción que le permitirá al dominicano Johnny Cueto demostrar en carne propia la valía de que siempre hay que trabajar duro para lograr metas en el Béisbol de Lujo.

"Todo el tiempo he dicho que soy como el caballo, que siempre va hacia el enfrente, nunca mira para los lados", comentó el dominicano, un integrante de lujo de la rotación de los Gigantes de San Francisco en su primera campaña con la novena de la Bahía. "Siempre he tenido la misma actitud, no he cambiado en nada".

Seleccionado por segunda vez al Juego de Estrellas -no intervino en el encuentro del 2014 en las Ciudades Gemelas-, Cueto abre por la Liga Nacional con una envidiable marca de 13-1 y efectividad de 2.47 al servicio de los Gigantes, equipo con el que ha lanzado cuatro partidos completos, incluyendo su apertura más reciente frente a los Rockies de Colorado.

Cueto sabe que se merecía esta oportunidad de recibir la bola de manos del dirigente de la Liga Nacional, Terry Collins, y ahora que la tiene quiere aprovecharla al máximo. "Yo digo que ésto es grande, ésto es bueno", simplificó el nativo de San Pedro de Macorís, cantera de peloteros de enorme calidad en el sureste de la República Dominicana. "Gracias a Dios que me dieron la oportunidad. Los números que yo he puesto son para estar en esto, que es de maravilla. Al Juego de Estrellas todo el mundo quiere venir para compartir y más con los muchachos y todo eso".

La primera apertura de Cueto en un Juego de Estrellas coincide con el último partido entre los ases de la Gran Carpa para su legendario paisano David Ortiz, un detalle que el derecho de los Gigantes mantiene firme en su mente por la gran admiración que le tiene al legendario bateador designado de los Medias Rojas de Boston.

"Lamento mucho que se vaya a retirar porque ha puesto unos números increíbles, buenos, pero ésa es la decisión de él", expresó Cueto. "Voy a enfrentarme a un dominicano bastante fuerte. Debo pensar bien cómo tirarle, para sacarlo out o que me pegue un palo, lo que sea".

Medirse al trabuco de la Liga Americana no será una experiencia nueva para Cueto, porque fue un factor de éxito para los Reales de Kansas City al pasar de un circuito a otro en el 2015 desde su novena original en la meca de la pelota, los Rojos de Cincinnati. "Voy a tirar mi pelota como siempre la he tirado y fajarme con ellos", manifestó Cueto, que trabaja tan duro que entre aperturas se le ve correr con energía subiendo por las tribunas del ATTPark como si fuera un atleta de pista y campo. "No quiero que éste sea mi único, quiero seguir participando en más Juegos de Estrellas".

A raíz de su éxito en la postemporada del 2015 y su tremenda campaña en lo que va del 2016 con los Gigantes, a Cueto le han surgido admiradores desde muchos rincones del mundo, incluyendo de aficionados de la China, donde se le estima bastante, de acuerdo al comentario de un colega de esa gran nación.

"Sé que siempre han querido verme los chinos y les doy muchas gracias por apoyarme", saludó Cueto con ayuda del narrador en español de los Gigantes, Erwin Higueros. "Los quiero mucho".