El standing del Campeonato de Béisbol Profesional está tan cerrado que cuando resta una semana de llegar a la mitad de la temporada, ningún equipo está cómodo para clasificarse a la postemporada.

La triple jornada del jueves arrancó con una diferencia de apenas 3.5 juegos entre el líder Licey (12-8) y los sotaneros  Gigantes y Águilas (9-12). El dato refleja un torneo de competencia bestial que promete develar a los clasificados en un final con suspenso.

Estrellas (11-9), Leones (10-9) y Toros (9-11) son los otros protagonistas de una novela que tiene a los fanáticos pendientes de cada movimiento de su equipo. Entre los elementos que hacen diferente el presente torneo está el nuevo sistema de manejo de nómina con una semanal de 40 hombres de la cual se presenta una lista diaria con 25 jugadores. Esto ha agilizado los partidos, cuya duración se ha visto acortada.

La situación obliga a los dirigentes a ser más creativos a la hora de manejar a sus lanzadores.
Las integraciones de jugadores de nivel ha sido un ingrediente positivo para la liga, que si bien es cierto carece de estrellas establecidas en Grandes Ligas, cuenta con la presencia de valiosos prospectos, como es el caso del candidato al premio Novato del Año de la Liga Americana, Miguel Sanó (Estrellas) y muchos jugadores probados en la liga y que actualmente militan en las mayores.  

Las estadísticas colectivas indican el rumbo tomado por cada equipo en esta primera parte de la temporada. Los Tigres del Licey tienen un pitcheo abridor combativo que lucha para realizar presentaciones largas.
 

Yunesky Maya (3-1, 2.35) y Jhon Lannan (1-0, 1.69) son el ejemplo de dominio y consistencia, pero sus compañeros de rotación Jenrry Mejía (0-1, 5.40) y Héctor Noesí (1-1, 5.91) tienen que ver con que la efectividad del equipo sea un 3.66, la cuarta mejor de la liga. Los azules batean .239 y también son cuartos en el circuito.

Las Estrellas basan su éxito en el pitcheo con la segunda mejor efectividad (2.36), aunque batean .233, el peor del torneo. El conocido Evan MClane (3-1, 2.92) y el relevista Rafael Dolís (3-0, 1.23) se unen al importado Tyler White (.333-3-13) como los guías del barco verde.

Los Leones son inconsistentes y salen y entran de racha con frecuencia. Eran líderes de bateo hace siete días, pero tras cuatro blanqueadas solo superan a los verdes con .236. Su pitcheo lo mantiene a flote con  2.29, para ser el mandamás de la efectividad colectiva. El importado Chris Jones (2-1, 1.19) es su mejor lanzador.

Los Toros tienen la peor efectividad con 3.86, a pesar del trabajo de Eduard Cabrera (2-1, 1.91). Los Gigantes batallan con un pitcheo abridor inconsistente, pero sacan la casta con su ofensiva de .256, la segunda mejor. Las  Aguilas están en pleno vuelo de recuperación, gracias al promedio de bateo más alto (.262).