Gonzalo Jara parecía salvarse de la sanción tras su polémico gesto a Edinson Cavani.

Pese a que el delantero le advirtió de la acción a Sandro Ricci, árbitro del encuentro, el brasileño le mostró la segunda amarilla al uruguayo por pegarle un manotazo al zaguero y lo expulsó en el minuto 64 de los cuartos de final de la Copa América.

El defensor salía libre de la polémica con el delantero, pero tras el encuentro los uruguayos pidieron que la Conmebol actúe de oficio para que lo sancionen. Las imágenes que circulaban en la web eran claras y por eso, el máximo organismo del fútbol sudamericano abrirá un expediente disciplinario contra Gonzalo Jara por la provocación, donde utilizarán como prueba las fotografías e imágenes televisivas.

"Se va a abrir un expediente. Recién fue anoche y están trabajando ahora para pasar a tribunales. Entonces mañana (viernes) se sabrá", dijo Alberto Lozada, miembro de la comisión disciplinaria de la Conmebol, a la agencia de noticias AP.

Pese a que el árbitro no lo sancionara en cancha y tampoco lo registrara, con la apertura del expediente disciplinario Gonzalo Jara arriesga una sanción de uno a tres partidos, por lo que se podría perder la semifinal de Copa América y una posible final.