Josep María Bartomeu salió bien librado de las elecciones presidenciales del Barcelona a las que él mismo convocó y continuará como máximo mandatario de los culés por los próximos seis años.

Bartomeu se impuso a sus adversarios el expresidente del Barça, Joan Laporta, Agustí Benedito y Toni Freixa con un amplio margen en las preferencias de los socios del club.

Josep María obtuvo 25 mil 823 votos, que representan el 54.63% del universo electoral. El segundo lugar fue para Laporta con 15 mil 615 sufragios, cerca de 33.03% del electorado. Benedito terminó en tercer lugar con tres mil 386 votos, el 7.16% de las preferencias; mientras que Freixa solo logró mil 750 votos, igual a 3.7% de las preferencias.

De esta forma, Bartomeu permanecerá por seis años en el puesto que tomó la temporada pasada, después de la dimisión de Sandro Rosell.