Edinson Cavani tenía la cabeza en otro lado. El delantero de Uruguay jugó contra Chile el partido de cuartos de final de la Copa América 2015, pero su mente estaba alejada del Estadio Nacional, de Santiago.

El futbolista del París Saint-Germain fue expulsado por doble tarjeta amarilla. La segunda la recibió al minuto 62, después de que contestara con una bofetada los insultos y provocaciones de Gonzalo Jara.

Cavani se encontraba muy presionado debido a que en la noche del 23 de junio su padre fue detenido, después de atropellar y causarle la muerte a un motociclista.

Miren la jugada con la que Cavani dejó con un hombre menos a Uruguay: