El asesinato del fotógrafo mexicano Ruben Espinosa le dio la vuelta al mundo.

Previo al partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Tigres, camárografos y fotógrafos argentinos protestaron con letreros con la leyenda: "Basta de genocidio en México".

El fotoperiodista Espinosa fue encontrado muerto en el Distrito Federal, ciudad en la que se autoexilió después de que recibiera amenazas por el gobierno de Veracruz.

River y Tigres definen al mejor equipo del continente americano, luego de que en el partido de ida igualaran sin goles.