Es bien sabido que al Internacional lo apodan los "Colorados" y los hinchas pintaron de rojo el Estadio Beira-Rio en el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores ante Tigres.

Los aficionados del conjunto brasileño se hicieron presentes dentro y fuera del inmueble para convertir el ambiente en una sucursal del infierno.

Y es que los seguidores del Inter anhelan el regreso de su club a la final del torneo, a la que no asisten desde hace cinco años.

En la galería de fotos encontrarán las mejores imágenes del color del partido.