Cuando se suba a la lomita para el Juego 4 de la Serie Mundial ante los Cachorros en el Wrigley Field el sábado, Corey Kluber tratará de darles una ventaja de 3-1 a los Indios.

La Tribu tiene buenos motivos para confiar en que así será.

En cuatro aperturas de esta postemporada, Kluber ha lanzado como todo un as, registrando foja de 3-1 y promedio de carreras limpias de 0.74.

El sábado, Kluber estará lanzando con tres días de descanso; el derecho viene de blanquear a los Cachorros en seis episodios el martes en el Juego 1 del Clásico de Otoño, una victoria de los Indios por 6-0.

Kluber ha permitido apenas dos carreras en esta postemporada, ambas en el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, cuando se midió a Toronto con menos descanso que de costumbre. Pero el diestro no cree que el cambio de rutina haya incidido en su desempeño en esa ocasión ni que vaya a ser un factor el sábado.

"No sentí que [el descanso corto] marcara diferencia alguna la última vez cuando lancé (con menos descanso", expresó el monticular.

Kluber, ganador del Premio Cy Young en la Liga Americana en el 2014, agregó que tampoco tiene intenciones de modificar su estrategia por el poco descanso.

"No pienso cambiar mi forma de lanzar", dijo Kluber, quien tuvo marca de 18-9 con efectividad de 3.14 en 32 aperturas por los Indios en la campaña regular. "Creo que si fuese a tratar de ser un pitcher distinto, éste no sería el momento indicado para ello. Hay que salir a sacar outs".

De su parte, el capataz de Cleveland, Terry Francona, confia plenamente en que Kluber volverá a dar la cara.

"Él es tan bueno que cuando le das una tarea y le das tiempo para que piense y se prepare, es uno de los mejores pitchers en el béisbol", dijo Francona acerca de diestro. "Aun si cede algunas carreras (el sábado), mi opinión no cambiará. Es muy bueno".