El, posiblemente, mejor tirador de larga distancia de la historia NBA sigue frotando su lámpara cada noche. Ya sea en plena competición o entre un partido y otro.

Anoche, antes de la encarecida victoria ante los Milwaukeee Bucks, Curry maravilló en el calentamiento sobre el Oracle Arena. El base de los Warriors encestó diversas canastas seguidas desde una distancia cercana a la mitad de la cancha. Tranquilamente, sin sensación de esforzarse demasiado.

Después, en el encuentro ante los Bucks, Curry también estuvo pletórico, con 26 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias.