La ciudad de Oaxaca, en el sur de México, se paralizó la tarde este sábado por la presencia de Cristiano Ronaldo en la boda de un importante empresario… pero todo fue un falso rumor.

A través de las redes sociales, se comenzó a difundir la noticia de que el astro portugués, de vacaciones actualmente, había aterrizado en la ciudad mexicana todo porque en el centro de Oaxaca estaban estacionados lujosos automóviles Ferrari y BMW que se asociaron con la colección del madridista.

El rumor llegó a oídos de miles de aficionados que se dieron cita en un lujoso hotel del centro de la ciudad con la intención de ver al astro portugués, pero su decepción fue mayor cuando, por medio de los empleados del hotel, se enteraron que Cristiano Ronaldo no figuraba en la lista de invitados.

Además, el vocero del gobierno de Oaxaca, Miguel Ángel Muñoz, desmintió la presencia del portugués en suelo mexicano.

“No hay reportes en el aeropuerto, tampoco las corporaciones de seguridad ni de la Secretaría de Turismo, hasta ahora es un rumor”,
informó el funcionario.