El portugués se molestó después de un un rondo y lanzó un balonazo directo a la zona de prensa. "Ya tienen material para dos días", lanzó mirando a los periodistas.