Croacia y Argentina disputarán la final de la Copa Davis tras superar en la última jornada y en el partido decisivo a Francia en Zadar y Gran Bretaña en Glasgow, respectivamente.

Ambos equipos están citados para el fin de semana del 25 al 27 de noviembre, con Croacia como local en una sede que se determinará en los próximos días.

Será el cuarto enfrentamiento entre croatas y argentinos en la Copa Davis. En los tres anteriores siempre fue vencedor el conjunto sudamericano. Dos en Buenos Aires, con los argentinos como locales, y uno en Zagreb. Todos en cuartos de final. El más reciente fue en 2012, en el Parque Roca bonaerense, donde el equipo albiceleste se impuso por 4-1.

La final inédita de 2017 aúna a un equipo europeo sostenido en Marin Cilic, artífice del triunfo ante Francia, y al cuadro argentino, ahora liderado por Juan Martín del Potro, que evidencia una recuperación sensacional.

De hecho, el triunfo el viernes ante Andy Murray del jugador de Tandil en un choque épico, prolongado durante más de cinco horas, resultó clave para la serie. El número dos del mundo encajó su primera derrota en la Copa Davis en su cancha. Ese triunfo propició la presencia de Argentina en la quinta final de su historia.

Perdió ante Estados Unidos (1981), ante Rusia (2006) y dos veces contra España (2008 y 2011).

Para Croacia será la segunda final de su historia. Desde que participa como equipo independiente, al margen de Yugoslavia, en 1992, se proclamó campeón en 2005, en Bratislava contra Eslovaquia. Ahora actuará como local, frente Argentina, a la que nunca ha ganado.

Leonardo Mayer, sustituto de última hora de Juan Martín del Potro, fue el artífice de la clasificación de Argentina. Ganó el partido definitivo a Kyle Edmund por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-4.

Mayer tardó dos horas y 44 minutos en consumar la remontada ante el número dos británico en el choque disputado en el Emirates Arena de Glasgow.

Previamente, Andy Murray había sellado la igualada en el enfrentamiento al batir a Guido Pella por 6-3, 6-2 y 6-3.

Mayer afrontó la responsabilidad por la baja de última hora de Del Potro, que jugó más de cinco horas el viernes para ganar a Andy Murray y tres más junto a Mayer en el choque de dobles que perdió con el dueto británico.

Previamente, Marin Cilic ganó a Richard Gasquet (6-3, 6-2 y 7-5), obtuvo el tercer punto para Croacia ante Francia (3-1) y llevó al cuadro balcánico a la segunda final de la Copa Davis de su historia tras la de 2005 en Bratislava, donde venció a Eslovaquia.

Cilic tardó dos horas y 14 minutos en doblegar a Gasquet, convertido en la principal baza del equipo galo tras las bajas de Jo Wilfried Tsonga y Gael Monfils.

Marin Cilic ha sido el héroe croata en la pista dura del Kresimir Cosic Hall de Zadar. Ganó sus dos encuentros individuales, en la primera jornada contra Lucas Pouille y ante Gasquet, y también formó parte del equipo de dobles, junto a Ivan Dodig, que el sábado superó a los franceses Pierre-Hugues Herbert y Nicolas Masut.