El equipo Tigres de Ciego de Ávila, representante de Cuba en la Serie del Caribe que se celebra en Santo Domingo, denunció hoy que recibió un trato "excluyente" cuando le fue impedido entrenar en una academia de los Diamondbacks de las Grandes Ligas en las afueras de la capital dominicana.

La novena de Cuba, que aterrizó en Santo Domingo para defender el título de su país en la serie logrado el año pasado, expresó su desacuerdo con "irregularidades" que lo obligaron a realizar sus prácticas en otro lugar, y no en la academia de los Diamondbacks de Arizona, ubicada a unos 30 kilómetros al este de Santo Domingo.

De acuerdo a un comunicado difundido por la embajada cubana en República Dominicana, el conjunto fue informado de que no podía utilizar la academia de los Diamondbacks, "pese al compromiso inicialmente establecido por los organizadores", lo que implicó regresar al hotel donde se hospeda.

La información precisó que Junior Noboa, vicepresidente de asuntos internacionales de la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana, y responsable de la academia de Arizona en el país, explicó que la orden llegó desde la Oficina para América Latina de las Grandes Ligas, "convirtiendo a Cuba en el único país sin acceso a sus instalaciones".

La denuncia agregó que, de acuerdo con Noboa, los argumentos expuestos están vinculados al supuesto privilegio de que disfrutarían los técnicos de Arizona al visualizar con más detenimiento que sus homólogos, a los talentos de la isla y a los posibles riesgos en caso de lesiones de los jugadores en esas instalaciones.

La representación cubana consideró "inaceptable" tales valoraciones, las que consideró "generadoras de un trato excluyente ajeno al sentido del certamen".

Los cubanos, que tienen hoy el día libre en la Serie del Caribe, pudieron entrenar en una instalación ubicada en la comunidad de Hato Viejo, al oeste de la capital dominicana.

Los directivos de la delegación denunciaron además, que los jugadores cubanos de Ciego de Ávila están siendo "asediados" por varios "personajes" vinculados al "robo de atletas", quienes han insistido en incrementar su labor incluso en el propio hotel donde se hospeda el equipo en Santo Domingo.

"La delegación cubana reitera su aprecio por el esfuerzo de la familia beisbolera caribeña, pero no permitirá violaciones que atenten contra la integridad de sus miembros y los preceptos de la competitividad sana, requerida de condiciones iguales para todos", destacó el parte de la embajada.

Cuba se reintegró en 2014 a los países que disputan la Serie del Caribe, lo que incrementó a cinco los conjuntos participantes, junto a República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela y México.