El equipo Ciego de Ávila de Cuba avanzó a la semifinal en la Serie de Béisbol del Caribe tras vencer 4-2 la noche del viernes a los anfitriones Leones del Escogido, que quedaron eliminados, tras perder sus cuatro compromisos.

Los cubanos definieron el partido en el episodio once, con sencillo productor de dos vueltas del emergente José Adolis García, contra el relevista Rafael Soriano para romper un empate 2-2.

El lanzador ganador fue el derecho Miguel Lahera, en labor de cuatro episodios y dos tercios sin permitir anotaciones. El veterano José A. García se acreditó el salvamento.

El relevista Fernando Rodney resultó el lanzador derrotado, al permitir las dos carreras de la derrota de la tropa dominicana que perdió tres de sus cuatro juegos en entradas extras.

Los ganadores quedaron con una victoria y tres derrotas, y se medirán este sábado contra Venados de Mazatán, en una de las dos semifinales.

Tigres de Aragua (Venezuela) y Cangrejeros de Santurce (Puerto Rico) disputarán el otro partido de semifondo, también el sábado.

Por la tropa de Ávila inició en la lomita el veterano Vladimir García, quien tiró cinco episodios de dos carreras, fruto de doble con dos a bordo del receptor Wilkin Castillo, en el inicio del partido.

Por los quisqueyanos inició en el montículo el zurdo Edwar Cabrera, quien lanzó cinco episodios de una carrera.

Los dos equipos ganadores disputarán un partido final el domingo para definir la corona, en poder de Cuba.

Venados de México terminaron en primer puesto con cuatro triunfos sin reveses, tras vencer 8-4 a primera hora, a los Cangrejeros.

Aragua quedó en segundo con 3 y 1, Cangrejeros con 2 y 2 y Ciego de Ávila, 1 y 3. Los dominicanos defraudaron con 0 y 4.