El base estrella Stephen Curry logró 41 puntos en tres cuartos del partido y el alero Draymond Green consiguió un triple-doble en el triunfo número 17 consecutivo de los Warriors de Golden State, que como visitantes vencieron por paliza de 116-135 a los Suns de Phoenix.

Los Warriors ampliaron su racha triunfal y la marca de liga en inicio de temporada a 17 triunfos seguidos.

Además el equipo de Golden State impuso otra marca de franquicia con 22 triples y quedó a sólo uno de la marca de la liga.

Mientras que Curry logró 9 de 16 triples y por décimo cuarta ocasión en su carrera alcanzó la barrera de los 40 puntos, cinco de esas ocasiones en la presente temporada.

Green colaboró con 14 tantos, 10 rebotes y 10 asistencias y logró su tercer triple-doble en su carrera, dos de ellos en la presente competición.

Los Warriors, que lograron su anotación más alta de la temporada, también impusieron marca de equipo con 15 triples en 20 intentos sólo en la primera mitad del partido.

El segundo mejor anotador de los Warriors fue el reserva brasileño Leandro Barbosa, que encestó 21 puntos, y que se ha convertido en otro de los jugadores claves en el ataque de los actuales campeones de liga.

Barbosa jugó 23 minutos, encestó 8 de 9 tiros de campo y estuvo perfecto en los triples con 5 de 5, logró tres rebotes y entregó dos pases para anotación.

Los Suns (7-9), que llegaron a cuatro derrotas seguidas y son terceros en la División Pacífico, tuvieron al alero reserva T.J. Warren como el líder encestador al conseguir 28 tantos.

El base Brandon Knight y el escolta Eric Bledsoe aportaron 21 tantos cada uno, que no pudieron compensar la inspiración encestadora de Curry, convertido de nuevo en una auténtica máquina de anotar puntos.