El base Stephen Curry y los Warriors de Golden State mantuvieron su racha ganadora una jornada más dentro de la NBA que les permitió llegar a los 67 triunfos, a tan sólo seis de conseguir la gran marca de todos los tiempos.

Mientras que los Rockets de Houston protagonizaron la gran sorpresa y remontada de la jornada con su triunfo ante los Cavaliers de Cleveland, que le dieron descanso al alero estrella LeBron James.

Curry logró 26 puntos y los Warriors vencieron 102-94 a los Wizards de Washington.

Los Warriors (67-7) se hicieron con su quinto triunfo seguido y el número 54 consecutivo en su campo del Oracle Arena.

Con su triunfo, los Warriors, a quienes les faltan ocho partidos por jugar, mantienen una victoria de ventaja, de superar la marca de los Bulls de Chicago de 1995-96 de 72 victorias en una temporada.

Si los Warriors ganan seis partidos de los ocho que les restan, cinco de ellos en su campo, conseguirían 73 triunfos en el campeonato, uno más que los Bulls del 1995-96.

Los Warriors deben tener marca de 6-2 en lo que les resta de campeonato para registrar nueva marca.