El jardinero de los Mets, Curtis Granderson, fue operado para reparar un desgarre en un ligamento del pulgar izquierdo. El procedimiento fue hecho a menos de una semana de que sacudió tres vuelacercas en la Serie Mundial.

Granderson, de 34 años de edad, se lastimó el pulgar al deslizarse hacia una base durante el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Cachorros en el Wrigley Field. Llevó un venda durante el Juego 4 de dicha serie y aseguró que no le afectaría durante el Clásico de Otoño.

En su segunda campaña de un contrato de cuatro años y US$60 millones con Nueva York, Granderson mejoró en la mayoría de sus estadísticas. Al trabajar con su antiguo coach de bateo Kevin Long, el guardabosque tuvo un promedio de .259, un porcentaje de embasarse de .364 y .457 de slugging en 157 partidos, con 26 jonrones y 33 dobletes. También mejoró en la defensa, lo que ahora lo tiene como un candidato al Guante de Oro en la Liga Nacional.

Granderson, quien se perfila como el jardinero derecho titular el próximo año, en la Serie Mundial pegó tres cuadrangulares, empujó cinco carreras y negoció cuatro pasaportes.