En su último Juego de Estrellas, David Ortiz impactó más fuera del terreno que dentro del diamante.

Antes del 87 Clásico de Media Temporada, el dominicano les dio un apasionado discurso a sus compañeros de la Liga Americana, instando a la actual generación a mantener y mejorar el nivel del béisbol en todos los sentidos. Más adelante, el equipo del Joven Circuito derrotó por 4-2 a la Liga Nacional en el Petco Park para darle a la Americana su cuarta victoria consecutiva en el evento.

"Te emocionas, porque básicamente ves el futuro del juego", dijo Ortiz al hablar de tanto talento joven con el que se encontró en este Juego de Estrellas. "Ellos admiran la forma en que tú haces las cosas, y nosotros apreciamos eso".

Los dos días de las actividades del Juego de Estrellas pasaron rápido para Ortiz, quien en el partido del martes se fue de 1-0 con una base por bolas, despidiéndose de manera definitiva luego de recibir un boleto del derecho cubano José Fernández en el tercer episodio. En su primera visita al plato, Big Papi fue retirado luego de un fuerte rodado de frente al primera base Anthony Rizzo.

Ortiz terminó sus 10 Juegos de Estrellas bateando de 17-5 en 19 visitas al plato, un jonrón y tres empujadas.

Al ser sustituido por un corredor emergente en aquel tercer inning, Ortiz fue recibido en grande por sus compañeros de equipo, los mismos que poco tiempo antes había instado a llevar la antorcha del béisbol.

"Fue algo que jamás olvidaré", afirmó Ortiz. "Como un jugador de más edad, siempre quieres darles consejos a los más jóvenes. En mi caso, no me importa que sea pitcher o jugador de posición. Si puedo ayudarte, lo voy a hacer".

Según los compañeros de Ortiz en los Medias Rojas, el discurso para animar a los demás jugadores no fue algo nuevo. Y a mucha gente le recordó el Juego 4 de la Serie Mundial del 2013, cuando Boston estaba abajo en la serie 2-1 y perdía el cuarto choque en San Luis. En aquella ocasión, lo expresado de manera bien animada por Ortiz en el dugout de los Medias Rojas pareció inspirar al equipo, que remontó para ganar esa noche y conquistó los siguientes dos encuentros para coronarse campeón.

"Lo he visto hablar así en el pasado", dijo el jardinero de los Medias Rojas, Jackie Bradley Jr. "Nos dijo que quiere que el juego mejore. Significó mucho para nosotros, viniendo de alguien como él. Cuando respetas a una persona, le escuchas. Y tratas de usar lo que él dice para ayudar a otras personas en el futuro".

Agregó el torpedero de Boston, el arubeño Xander Bogaerts: "Fue algo bueno para el equipo. Así es él. Nos motiva todos los días y siempre nos transmite a todos un mensaje positivo".

Con tantos compromisos familiares y de la prensa, entre otras exigencias, afirma Ortiz que tuvo pocas oportunidades de disfrutar de lo que ofrecía la ciudad de San Diego en el marco del Juego de Estrellas. Pero aseguró el oriundo de Santo Domingo que el Clásico de Media Temporada en Miami en el 2017-cuando según el mismo quisqueyano estará retirado-será el momento para gozar.

Ahora, con su despedida del Juego de Estrellas ya en el pasado, Ortiz quiere enfocarse en lograr la meta primordial a nivel individual y colectivo: Culminar su carrera con un título de Serie Mundial.

"Cuando llegamos a los entrenamientos cada año, queremos procurar tener una buena temporada que termine en la Serie Mundial", dijo. "Es lo que queremos todos".

¿Y cuando termine esta campaña, sea con una clasificación de los Medias Rojas o en el último día de la temporada regular?

"El clubhouse es algo que uno siempre va a extrañar, hablar con los muchachos", afirmó Ortiz, de 40 años. "Yo, gracias a Dios, me siento más que bendecido con lo que he tenido. Ha sido una larga carrera con el apoyo de los fanáticos.

"Creo que cuando uno se retira ya bajo sus términos, no son muchas las cosas que tú puedes lamentar. Estar con los tigres en el clubhouse es de las pocas cosas que voy a extrañar. Muchas veces tú tienes la cabeza jalada en muchas direcciones diferentes, pero cuando llegas al clubhouse, con los muchachos, la chercha, ponen la música… eso es lo que le puede hacer falta a uno".