Para David Ortiz el valor de salvar una vida es algo que no tiene comparación, así lo expresó en el marco de la presentación de la octava versión de su Clásico de Golf de Celebridades, en Cap Cana.

“Para mí salvar una vida no tiene precio”, dijo Ortiz sobre los resultados alcanzados por su fundación, la cual ha operado a más de 500 niños para corregirles problemas y afecciones cardíacas.

El bateador designado de los Medias Rojas también reveló que inició esta labor por instrucción de su madre, Ángela Rosa Arias.

“Cuando ayudas a los niños, solo recibes bendiciones”, fueron las palabras de recibió Ortiz de su progenitora y que motivaron al “Big Papi” a trabajar en favor de la niñez.

El Clásico que reúne a celebridades del deporte y el espectáculo se estará desarrollando hasta el próximo domingo y se espera que los fondos recaudados superen la cobertura de las 60 intervenciones que se han realizado durante este año.