Como primer bate de los Rays contra la Selección de Cuba en el Estadio Latinoamericano, Dayron Varona se convirtió el martes en el primer desertor cubano en regresar para jugar en su país.

Varona, como jardinero derecho titular, fue ovacionado cuando fue presentado antes del juego--y también por sus compañeros -- cuando entró a la caja de bateo para enfrentarse al abridor Yosvani Torres. Le dio al primer lanzamiento para un elevado de out y fue felicitado cuando volvió a la cueva.

El guardabosque de 28 años de edad desertó de Cuba en un bote con su madre después de jugar ocho años en la Serie Nacional de Cuba y firmó con Tampa Bay.

El año pasado Varona dividió la temporada entre Clase-A Avanzada Charlotte y Doble-A Montgomery. Como invitado a los Entrenamientos de Primavera, Varona fue parte del roster de 34 jugadores que viajaron a Cuba tras la sugerencia de las estrellas de los Rays, Chris Archer y Evan Longoria.

Su emotivo regreso a Cuba la noche del domingo incluyó una reunión pública con su familia, que no había visto en tres años.