La temporada ha terminado para DeMarcus Cousins. Tras ganar a los Thunder en el Sleep Train Arena, donde los Kings jugaron por última vez en su historia, el pívot All-Star ha asegurado que no jugará en los dos choques que restan a los californianos en la presente temporada, informa Sean Cunningham de ABC10.

La decisión, parecida a la de otras franquicias como Los Angeles Lakers y Brooklyn Nets, responde tanto al hecho de que el equipo no esté jugándose nada, como a que Cousins haya convivido en las última semanas con una tendinitis.

Pese a no conseguir el objetivo de entrar en los Playoffs, el pívot de los Kings ha cerrado la mejor campaña de su historia con 26,9 puntos, 11,5 rebotes, 3,3 asistencias, 1,6 robos y 1,4 tapones de promedio. Además, ha superado el 30% en triples por primera vez en su carrera.