El base de los Knicks de Nueva York, Derrick Rose, acudió hoy por primera vez a una corte de Los Ángeles donde se celebra el juicio civil en su contra por la demanda de una mujer que lo acusa de haberla violado junto con otros dos amigos.

La mujer que le acusa testificó hoy en el juicio por su demanda civil en la que pide una compensación económica de 21,5 millones de dólares.El momento más emotivo de la sesión se dio precisamente cuando Rose entró a la sala y la mujer tuvo que hacer una pausa mientras era interrogada por su propio abogado para que explicase lo que había sucedido una madrugada del mes de agosto de 2013.

La mujer se reafirmó en lo que ya había expresado anteriormente al explicar que había acudido a la mansión que Rose tenía alquilada en Beverly Hills para tomar algunas bebidas alcohólicas, lo que hizo que se emborrachase y sintió que fue drogada.

La demandante admitió también que no recuerda mucho del tipo de mansión a la que acudió o lo que sucedió el resto de la noche porque ya había bebido antes de llegar a la residencia de Rose, donde tomó tequila nada más llegar y de inmediato se comenzó a sentir diferente.

“Lo que puedo decir es que me sentí que estaba fuera de control, más torpe”, explicó la mujer, que no ha sido identificada y desea guardar el anonimato.

La demandante, que lloró durante la declaración, recordó que en otras ocasiones ya había tomado tequila en compañía de Rose y que a diferencia de lo que sucedió esa noche, sentía que la bebida le había dado fuerzas.