La ola de despidos de dirigentes de la pelota dominicana tocó al campeón del circuito en una decisión que pudo sorprender a muchos, bajo otras circunstancias. Pero ya es natural que los equipos locales utilicen a varios dirigentes por temporada, como única respuesta a las “presiones” del público cuando las cosas no andan bien.

Audo Vicente fue notificado de la decisión de los Gigantes tras el partido del sábado, una derrota 3-4 ante los Tigres del Licey, que dejó a los nordestanos en la quinta posición, con récord de 17-22.

Los Gigantes quedaron a un solo juego detrás del cuarto lugar, último clasificatorio, en poder de los Toros del Este (18-21), para entrar a la jornada del domingo en la que jugaron su partido 40 de la ronda regular, programada a 50 juegos.

Es el cuarto dirigente despedido en la presente temporada. Abraham Núñez, asistente de Vicente hasta el sábado, realizó la labor dirigencial el domingo.

El revés interrumpe una trayectoria de éxitos de Vicente, quien tiene 36 años, cuando algunos de los que iniciaron carrera como peloteros junto a él todavía juegan.

Audo ya ganó dos campeonatos del béisbol invernal dominicano con los Leones del Escogido en la temporada 2012-13 y la histórica corona del invierno pasado con los Gigantes, primera para la franquicia francomacorisana.

El récord de Audo en la liga dominicana es 83-65 en la serie regular.

En diciembre de 2012, sustituyó a Ken Oberkfell con los Leones al borde del precipicio (16-26) y remontó una desventaja de tres juegos con relación al cuarto lugar para entrar a la postemporada y luego ganarlo todo.

Perdió la final de 2014-15 en ocho juegos frente a los Tigres del Licey y en la temporada muerta pasó del Escogido a los Gigantes, donde pulió el amplio talento nativo de los nordestanos en ruta a coronarse en ocho juegos frente a las Estrellas Orientales.