Mientras jugaban de forma profesional se mantuvieron en forma, pero una vez que dejaron de entrenar ganar algunos cuantos kilos.