Nacido y criado en España, pero nacionalizado dominicano, Diego Milán aún no asimila que hará historia en Brasil, donde se convertirá en el primer ciclista del país que participa en unos Juegos Olímpicos.

“Estoy todavía incrédulo, no soy consciente de haber clasificado en ciclismo, porque un país sin una tradición ciclística llegar a conseguir tantos puntos como los que se requiere para clasificar a unos Juegos Olímpicos, es dificilísimo, gracias a Dios se consiguió, estamos aquí  y me siento muy orgulloso”, dijo Milán sobre cómo ha tomado esta distinción histórica.

Milán, quien participará en la categoría de ciclismo en ruta, dijo que dará lo mejor de él para lograr el mejor resultado posible en esta competencia, además de expresar que poder estar en las olimpiadas ya es un motivo para sentirse realizado. “Voy a salir a la carrera a darlo todo y hacer lo mejor posible, sin ninguna presión, porque el mérito era estar ahí y el plan a seguir principalmente era clasificar. Todo lo que llegue de aquí en adelante bienvenido sea”.

La competencia de ruta donde participará el ciclista dominicano, está programada para el 6 de agosto, un día después de la inauguración del certamen más importante del deporte mundial. El recorrido será de 250 kilómetros y los primeros tres en completar esta distancia serán los ganadores de los metales olímpicos.  

“Es una carrera dura y exigente, en la que estarán los mejores corredores del mundo y cualquier cosa puede pasar”, explico Diego sobre la carrera, quien expuso lo difícil que resulta determinar quién es el favorito para ganar en este deporte.

“En el ciclismo, por desgracia o por virtud, tu logras una marca y sabes a qué rival puedes vencer; aquí no hay eso, aquí hay mucha estrategia”.

La ausencia de Contador

En su conversación con Metro, Milán restó importancia a la ausencia del ciclista español Alberto Contador, quien no estará en Río debido a lesiones sufridas durante el Tour de Francia.

“De cara a una carrera de un día es un corredor más, no es que sea un corredor clave. De cara al gran público, por los Tours de Francia y demás, parece fundamental. Pero hay corredores que para una prueba de un día, son mucho mejores y pienso que no se va a sentir”, concluyó.