El debate más candente en las Grandes Ligas surgió de nuevo este fin de semana, con la interrogante de si la Liga Nacional busca implementar el bateador designado en un futuro cercano.

Durante un evento de los Cardenales, al gerente general John Mozeliak se le preguntó si cree que está tomando impulso la posibilidad de un cambio al bateador designado en toda la Gran Carpa.

"Cada año me presentan el tema, y pienso que varias veces no era algo que valía la pena atender con los dueños ni directivos. Pero en los últimos meses hemos platicado acerca de esto.

"No quiere decir que habrá un cambio inmediato. Pero definitivamente creo que al ver que la ofensiva ha estado en descenso al nivel de Grandes Ligas muchos han comenzado a pensar si el bateador designado en todo el béisbol cambiaría las cosas. Y posiblemente también el riesgo de lesiones sería un factor".

El elemento de lesiones sobresale para Mozeliak, luego de que San Luis perdió al as Adam Wainwright por la mayoría del 2015 debido a un desgarre en el tendón de Aquiles que sufrió en la caja de bateo.

El as de los Nacionales, Max Scherzer, también perdió tiempo de juego el año pasado tras lastimarse en un turno al bate, lo que resultó en varios pidiendo a un bateador designado universal para reducir el riesgo de lesiones para los lanzadores.

Mozeliak -- quien apoya las actuales reglas del Viejo Circuito pero se declaró "dispuesto a escuchar sugerencias" acerca del posible cambio -- dijo que las lesiones es un tema que se exagera un poco.

"Alguien como Adam se pudo haber lesionado corriendo desde el montículo, saliendo de la caja de bateo, o hasta en la ducha", expresó Mozeliak. "Pero definitivamente no quieres que ningún jugador se lesione".

Otra parte del debate es que la presencia de un bateador designado le brinda a los clubes la oportunidad de agregarle más ofensiva a la alineación -- lo que es precisamente el dilema en Chicago. El roster de los Cachorros cuenta con tanto joven talento, que el presidente del conjunto del Norte de Chicago, Theo Epstein, señaló el impacto que el bateador designado tendría en un toletero como Kyle Schwarber.

"Tenemos tantos bateadores de alto nivel que sería bueno contar con el bateador designado", manifestó Epstein, quien luego agregó que no piensa que la Liga Nacional incluya la regla del bateador designado.

Dicha regla ha existido en la Liga Americana desde 1973. Con el comienzo de la acción Interligas durante toda la temporada en el 2013, ha surgido la interrogante de si ambos circuitos deberían intentar contar con el bateador designado.

El excluir al bateador designado del Joven Circuito no sería una alternativa. Sería difícil imaginar al sindicato de jugadores votar para eliminar 15 puestos que pagan bastante bien.

Pero, ¿buscaría Major League Baseball agregar al bateador designado en la Liga Nacional en un futuro cercano -- posiblemente en la próxima temporada muerta, cuando se expire el convenio colectivo?

"Eso sería un poco apresurado", indicó Mozeliak. "Pero en estos momentos no estoy pensando en las negociaciones del convenio colectivo".