El serbio Novak Djokovic, número uno de la ATP, derrotó en la final del Abierto de China al español Rafael Nadal por 6-2 y 6-2 y se coronó por sexta vez campeón del torneo, donde no ha perdido jamás ningún partido. La de ayer fue su 29ª victoria consecutiva en la ciudad.