El atacante Carlos Ibarguen se estrenó con un doblete y Valcin Genckly agregó otro tanto y el Atlético Vega Real goleó 3-0 al conjunto de la Universidad O&M, en un partido celebrado este domingo en el Estadio Olímpico Félix Sánchez que cierra la sexta jornada de la Liga Dominicana de Fútbol (LDF) Banco Popular 2016.
 
Esta es la segunda victoria para el Atético Vega Real que ahora suma siete puntos, con dos victorias y un empate, dejando atrás a la Universidad O&M que queda con cuatro tantos, como resultado de un triunfo y un empate.
 
Los veganos se fueron al descanso con ventaja de 1-0. El tanto vino con una jugada iniciada por Yolbin Collado quien puso el balón cerca del área grande y una errática salida del arquero José Guilber De los Santos, de la Universidad O&M, quien cabeceó el balón hacia abajo, dejándolo en sus inmediaciones lo que aprovechó Ibarguen para puntear la pelota que se fue rodando suavemente al fondo de la red.
 
En esta primera mitad la Universidad O&M tuvo un par de llegadas, pero no llegó a concretizar. Una fue mediante Carlos Pimienta, quien en una ocasión tuvo frente al portero, pero sacó un zapatazo que fue atrapado por el arquero de Vega Real Oscar Mare, la otra fue para Wachmy Toussaint, que tampoco pudo concretar.
 
Atlético Vega Real volvió a marcar en el minuto 72, cuando Valcin Genckly, recién ingresado a juego cobró un tiro de esquina del lado izquierdo. Hizo un saque enviando el balón a la zona de penalti y en un rebote la pelota quedó flotando y vino entonces Carlos Ibarguen y realizó un tiro de zurda que se fue al fondo de la red para el segundo tanto.
 
El tercer gol para los veganos vino en el minuto 76 cuando Valcin Genckly envió el balón elevado en un centro cerrado y casi en la línea del guardameta de la Universidad O&M, José Guilber De los Santos, este levantó los brazos y no pudo atraparla y la pelota se le fue atrás hasta el fondo de la red.
 
 
En lo adelante los universitario trataban desesperadamente por descontar, pero el arquero Oscar Marte tuvo intervenciones atinadas, manteniendo su portería imbatible.