Armando Cruz y Fausto Betemit pegaron dos jonrones cada uno y República Dominicana se impuso por nocaut 12-2 a Nueva Zelanda en su primer partido oficial de la Serie Mundial Cal Ripken.

Por segunda ocasión consecutiva, el país está representado en este evento por una selección del Clásico Scotiabank de Pequeñas Ligas. En 2015, Dominicana fue tercero del torneo internacional.

Los criollos también ganaron el fogueo del sábado ante Canadá 10 vueltas por 2. Japón es el próximo rival de los dominicanos, en un partido que se jugará al mediodía de este lunes.

Cruz abrió con cuadrangular solitario y Betemit se fue para la calle con uno a bordo para coronar el racimo de seis carreras que definió el ritmo del partido en la misma primera entrada.

Cruz fue escogido como Jugador del partido por los organizadores del evento. El lanzador abridor Luis Ravelo caminó la ruta completa con cuatro hits y dos carreras en el partido limitado a cuatro entradas por la superioridad de los dominicanos.

La Serie Mundial Cal Ripken es uno de los eventos de mayor cartel en el béisbol infantil al nivel mundial y en él participan ocho naciones y 10 campeones regionales de Estados Unidos.