El barraje ofensivo desplegado por los bates dominicanos el pasado domingo les permitió disparar el 25 % de los cuadrangulares que se conectaron en esa jornada de las Grandes Ligas.

De los 15 partidos que se celebraron el pasado domingo en la liga de béisbol estadounidense, en 12 de ellos al menos un bateador envió la pelota a las graderías; en total se produjeron 31 palos de vuelta completa, de los cuales ocho salieron de los bates de los representantes de la República Dominicana.

El poderío dominicano se sintió con más fuerza en la Liga Americana, en la cual fletaron siete de los 19 batazos que se fueron por encima de la pared en el menor de los circuitos, constituyendo de esta manera el 36.8 % de los batazos de esta clase que fueron conectados.

David Ortiz y Manny Machado encabezaron el batallón dominicano que se lució el domingo, con dos cuadrangulares cada uno, alcanzando nueve en la temporada. Robinson Canó, quien es el líder de la Americana, pegó su jonrón 12 de la campaña, siendo este el tercero en dos días. A ellos se unieron Carlos Santana,  Pedro Álvarez y Gregory Polanco, (quien fue el único que se fue para la calle en la Liga Nacional), con uno por cabeza.