El próximo 8 de noviembre es un día crucial en el futuro de Estados Unidos y el mundo. El país de América del Norte define al sucesor de Barack Obama.