El tira y afloja entre Dwyane Wade y Miami Heat sigue vigente. Si al comenzar la agencia libre informábamos de que la estrella de los de Florida se planteaba seriamente cambiar de equipo, a día de hoy las posturas se mantienen lejanas.

Según informa Adrian Wojnarowski de Yahoo! Sports, Wade estaría interesado en un contrato a largo plazo que se alargase durante tres temporadas (la tercera opción de jugador), algo a lo que la franquicia habría contestado con una oferta por dos temporadas y 40 millones de dólares; sin embargo, esas cifras tampoco le convencen.

Contando con el firme interés de Chicago Bulls y Denver Nuggets, que cuentan con mayor margen de movimiento que Miami, Wade se ve en condiciones de exigir y apretar al que ha sido su equipo desde que aterrizase en la NBA hace ya 13 temporadas.

En esa posición, Wade sigue aspirando a que le garanticen tres años de contrato, aunque también estaría dispuesto a rebajar el tiempo si se aumentan sus emolumentos. Así, según ESPN –citando a los representantes del jugador– éste estaría pidiendo ahora un contrato de dos años y unos 50 millones de dólares; es decir, 10 más de los que le han puesto por ahora sobre la mesa.

Tras tres renovaciones en las que ha renunciado al máximo salarial para que Miami tuviese margen para componer una plantilla competitiva, Wade parece dispuesto esta vez a exigir lo que realmente cree que merece. El problema es que los Heat no tienen suficiente espacio para firmarle un contrato en los términos que señala, por lo que hacer algún traspaso, por ejemplo con Josh McRoberts, sería indispensable.

Wade, molesto

El mal momento que vive la relación entre jugador y franquicia se debe a que este se ha sentido desplazado en la agencia libre en favor de otros. Nada le ha gustado que el equipo con el que ha ganado tres anillos se haya centrado en renovar a Hassan Whiteside y buscar la firma de Kevin Durant, mientras él quedaba en un segundo plano.

Cavs

Más allá del tema económico, han saltado ciertos rumores que apuntan a que Wade podría renunciar a un gran contrato para firmar con Cleveland Cavaliers y reunirse con LeBron James; sin embargo, parece poco probable dado que –en principio– la franquicia de Ohio sólo puede ofrecerle una excepción salarial de nivel medio por valor de 3,4 millones de dólares.