De jovencito, tal vez Edinson Vólquez hubiera reaccionado vigorosamente cuando un bateador hubiese tirado el bate con tanta energía como lo hizo su paisano José Bautista, jardinero derecho de los Azulejos de Toronto, frente a los Rangers de Texas, pero ahora comprende mucho mejor que eso es parte de la emoción del juego.

"No, ya no me molesta para nada", comentó Vólquez, abridor del primer juego de la Serie de Campeonato por los Reales de Kansas City frente a los Azulejos. "Quizás, cuando era joven, hubiera hecho algo al respecto, pero ahora es diferente, soy viejo. Uno no se puede volver loco por eso, ni recuperar un lanzamiento cuando la bola se ha ido del parque".

Si alguno de los bateadores de los Azulejos tuviera un desplante similar ante los Reales en un partido de la Serie de Campeonato de 2015 no sería la primera vez en la vida para Vólquez, que ha experimentado varios de esos momentos en carne propia. "Demasiadas veces, pensaría yo", dijo Vólquez, en medio de una carcajada. "Así es como son las cosas. Hay demasiadas emociones envueltas y él es un tremendo bateador, con mucho poder, que ha pegado bastantes jonrones en los cinco años más recientes. Tengo que mantener la bola bajita cuando le lance".

Por supuesto, las situaciones cambian de un caso a otro y Vólquez, un gran veterano de la lomita que ha ganado tantos como 17 partidos en una sola temporada (con los Rojos de Cincinnati en 2008), no sabe exactamente cuál era la historia previa entre Bautista y los Rangers, si acaso existían algunos antecedentes antes de que el tremendo bateador le desapareciera la pelota a Texas para decretar el pase de Toronto a la Serie de Campeonato.

"Uno también necesita comprender la situación", analizó el nativo de Barahona, República Dominicana. "Uno puede pegar un jonrón y quedarse parado en el plato por dos minutos. No sé qué había pasado antes entre lanzador y bateador, en el turno previo o en el juego anterior. Todo depende de quién sea uno. Vi lo que pasó y sé que él [Bautista] es un tipo que se emociona, así como lo hacen unos cuantos peloteros que tenemos aquí. Nosotros vamos a disfrutar del juego y de lo que pase en el mismo".

Obviamente, no sólo de pan vive el hombre y aunque el tema de Bautista estuvo presente de manera bien amplia en la Conferencia de Prensa celebrada el jueves en Kauffman Stadium, Vólquez sí tuvo la oportunidad de hablar de cómo va a encarar su compromiso del viernes frente a los campeones del Este de la Liga Americana.

"En un juego especial de pitcheo como este, uno tiene que mantenerse enfocado en lo que está haciendo", precisó el derecho de 32 años de edad. "Necesitas ejecutar tus lanzamientos. Hay que mantenerse en la zona de strike y en el ritmo de la batalla. Esos tipos son agresivos, así que uno tiene que ser agresivo también".

La experiencia de lanzar en la postemporada con los Reales es nueva para Vólquez, así como lo es para su paisano Johnny Cueto, ganador del quinto juego de la Serie Divisional frente a los Astros. Edinson le tiene enorme respeto a Johnny y estaba bien consciente de la situación por la que pasaba su paisano.

"Él estaba como furioso con todo el mundo antes de ese juego porque quería demostrarle a la gente quién es Cueto y la verdad es que hizo tremendo trabajo", expresó Vólquez. "A lo mejor ese fue el mejor partido de toda su vida".

La esperanza de Vólquez es que reciba un apoyo similar a la que la fanaticada de los Reales le brindó a Cueto la noche del miércoles.

"Hemos estado orgullosos de nuestros aficionados todo el año y sería bien emocionante que ellos estén apoyándome con todas sus fuerzas desde las tribunas", manifestó Vólquez, que antes de 2015 tuvo experiencia previa en los Play-Offs con los Rojos y los Piratas de Pittsburgh.

Con todo el respeto que Vólquez le tiene a los Astros, considera que los Azulejos pudieran ser un hueso mucho más duro de roer en la Serie de Campeonato de lo que fuera Houston en la respectiva Serie Divisional.

"Todos sabemos que Toronto es mejor equipo que Houston", comparó Vólquez. "Tienen peloteros más veteranos y más bateadores de poder. Vamos a concentrarnos en nuestro plan de juego para hacer todo lo que esté en nuestras manos para ganar".