El dolor arropa a Edinson Vólquez, quien dijo que le va a faltar “una pieza” importante en su vida, tras el fallecimiento de su padre Daniel la noche del martes, horas antes de que el derecho abriera el primer partido de la Serie Mundial por los Reales de Kansas City.

“Siento mucho dolor, mi padre fue todo para mí. Una pieza en mi vida que me va a faltar y ahora tengo que ser fuerte y seguir adelante”, expresó Vólquez al programa Revista Deportiva de CDNSportsmax.    
Relató que no pudo disfrutar el triunfo de su equipo en el juego que abrió el clásico de otoño ante los Metros de Nueva York.

Vólquez se enteró de la muerte de su padre luego de finalizado el primer juego de la Serie Mundial, donde lanzó seis entradas de seis hits, tres carreras, una base y tres ponches saliendo sin decisión en el encuentro que los Reales lograron el triunfo 5-4 tras 14 entradas. Por pedido de la esposa del lanzador, los Reales no revelaron nada de lo sucedido al pitcher dominicano antes de su presentación.

“Después que terminé de lanzar, el gerente y su asistente me llamaron y me dieron la noticia”.
Ponderó la entrega de su padre. “Me dio todo y siempre tuve su apoyo. Daré gracias a Dios y a él en cada juego que lance”, expresó.  

Dijo que se unirá a los Reales en Nueva York, cuando la serie se mude al City Field, la casa de los Metros. El oriundo del kilómetro 12 de la avenida Independencia está programado para el quinto juego de la serie, el próximo domingo.

El padre de Vólquez es el tercer pariente de un jugador de los Reales que fallece en los últimos tres meses. La madre del tercera base Mike Moustakas falleció en agosto tras luchar contra un cáncer y el padre del lanzador murió el 26 de septiembre, afectado tambien por la misma enfermedad. Contrario a lo ocurrido con Edinson, Young lanzó  cinco entradas en blanco al día siguiente de haber perdido a su progenitor.