Todo luce indicar que Eduardo Núñez ha completado una exitosa transición de los Mellizos a los Gigantes, luego de un inicio difícil con el equipo de San Francisco.

Al ser cambiado de los Mellizos a los Gigantes, el infielder dominicano bateó apenas .200 con porcentaje de embasarse de .294 en sus primeros 14 choques en la Bahía. Pero desde el 14 de agosto, Núñez lleva promedio de .277 con porcentaje de embasarse de .330, slugging de .457 y 16 empujadas. De hecho, el oriundo de Santo Domingo llegó al lunes con una racha de ocho juegos seguidos bateando de hit, en los que ha registrado promedio de .355 y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .916.

En sentido general, Núñez batea .284 entre Minnesota y San Francisco en el 2016, con porcentaje de embasarse de .323, slugging de .433, 15 jonrones, 65 empujadas y 36 bases robadas.

"Cuando llegué aquí, me puse mucha presión a mí mismo para ayudar al equipo lo más que yo pueda. No trabajo de esa manera", afirmó Núñez. "Pero ya estoy más cómodo gracias a Dios".

Además de sus aportes ofensivos--que esencialmente han reemplazado los de Matt Duffy, quien pasó a los Rays en el canje por el zurdo Matt Moore--Núñez se ha visto sólido como antesalista regular de los Gigantes en el último mes y medio.

"Es buen jugador y ha hecho un tremendo trabajo en la tercera base", dijo el manager de San Francisco, Bruce Bochy. "Hubo un pequeño ajuste en su caso, pero ahora se ha acomodado bien. Se le ve cada vez más cómodo.

"Ves cómo corre las bases, cómo batea…tiene mucha energía".

Precisamente, esa energía es ahora parte de un ligero resurgir de los Gigantes, que han vuelto a darles la pelea a los Dodgers por la cima del Oeste de la Liga Nacional. Al mismo tiempo, se han reafirmado como uno de los Comodines del circuito. Núñez, convocado al Juego de Estrellas luego de compilar .321/.347/.489 con 12 jonrones y 22 bases robadas por los Mellizos en la primera mitad de la temporada, está contento de ser parte de la lucha por la clasificación.

"Es algo bien emocionante", dijo Núñez, quien participara en dos postemporadas con los Yankees (2011-2012) al principio de su carrera. "Me recuerda a los Yankees, que todos los días tú vas al play (estadio) con una meta, que es ganar".

Y ahora, vistiendo el uniforme de los Gigantes, el dominicano espera ser parte de otra celebración en San Francisco, equipo que ha ganado tres anillos de campeón desde el 2010.

"Algo increíble", dijo Núñez acerca del ambiente en los Gigantes. "Los jugadores son buenos compañeros, son bien competitivos y la verdad es que dan un buen soporte a uno".