El 18 por ciento de personas transgénero padecen VIH, enfermedad con mayor incidencia en las poblaciones sometidas a la violación de sus derechos humanos, según la Encuesta de Vigilancia de Comportamiento con Vinculación Serológica en Población Trans 2016.

El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), Víctor Terrero, ofreció estas cifras al participar en el I Foro Nacional de organizaciones para el acceso a la justicia de grupos vulnerables: Derechos humanos y personas en condiciones de vulnerabilidad.

Terrero destacó que el 5.2 por ciento de los gays y hombres que tienen sexo con hombres padece VIH, al igual que el 4.5 por ciento las trabajadoras sexuales, y que el 3 por ciento de los usuarios de drogas.

"Existe una relación directa entre la protección de la salud y la protección de los derechos humanos o, inversamente, entre peores índices de salud y violación de derechos humanos", explicó el funcionario.

Entre los grupos más expuestos, Terrero citó los transgéneros, gays, las trabajadoras sexuales, inmigrantes, mujeres con baja escolaridad y usuarios de drogas.

"Esas son poblaciones y grupos estigmatizados, discriminados y excluidos y afectados por una desigualdad que los hace cada día más vulnerables, tanto en la salud como en todos los aspectos de la vida social", puntualizó.

Debido a esa situación, la vinculación entre los derechos humanos y el VIH ha sido un punto relevante en la agenda de la respuesta nacional a la epidemia, y en el Plan Estratégico Nacional (PEN).

Terrero precisó que la epidemia del VIH ha afectado a más 65 millones de personas en el mundo, y sigue siendo un grave problema de salud pública.

"El VIH ha provocado la muerte de más de 25 millones de personas y ha dejado en la orfandad a alrededor de 15 millones de niños", agregó durante su intervención en la jornada, organizada por la Oficina de la Defensoría Pública, la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) y Participación Ciudadana.