Estados Unidos ganó ayer su tercer oro olímpico consecutivo en el básquetbol masculino, al imponerse a Serbia por 96-66 en la final de Río 2016.

Los norteamericanos reva-lidaron el título que ganaron en Beijing 2008 y en Londres 2012, mientras que Serbia se colgó la plata. El bronce fue para España.

La hazaña, que cierra de forma excepcional la carrera del entrenador Mike Krzyzewski al frente del equipo, le permite también a Carmelo Anthony convertirse, en sus cuartos Juegos Olímpicos, en el primer basquetbolista en colgarse tres oros, además del bronce que ganó en Atenas 2004.

Estados Unidos apenas le dejó un poco de margen al suspenso en los minutos iniciales del partido, cuando Serbia incluso llegó a liderar el marcador, pero ya al final del primer cuarto, los norteamericanos iban por delante.

En el segundo período, Estados Unidos aumentó la velocidad de su ataque, mientras que en defensa empezó a presionar hombre a hombre.

DeMarcus Cousins se turnó con el gigante DeAndre Jordan para convertirse en los amos bajo los aros, haciéndose con los rebotes.

Un parcial de 14-5 en los primeros cuatro minutos puso a Estados Unidos 33-20 por delante, para iniciar el despegue definitivo, que tuvo como protagonista indiscutido a Kevin Durant.

El nuevo refuerzo de los Golden State Warriors, que fue letal desde la línea de tres puntos, hizo 18 de sus 30 puntos en el segundo cuarto.

Imposibilitados para desempeñarse en el juego interior y viéndose por detrás en el marcador, los serbios buscaron acortar distancias desde la línea de triples, pero sin resultados, con sólo tres aciertos en 17 intentos durante la primera parte, que acabó con un claro 52-29 para los estadounidenses.

La vuelta de la pausa sólo sirvió para ver a los estadounidenses asentar un poco más su dominio en todos los ámbitos.

Los serbios trataron de presionar más en defensa, pero se vieron superados por la velocidad imprimida por los estadounidenses en sus pases, que empezaron su festival, para delicia del público.

Triples, volcadas y bandejas se sucedieron para llevar a los norteamericanos a la victoria y a su tercera presea dorada consecutiva. El Dream Team cumplió. 

La ruta invicta al oro

Grupo A

• 119-62. A China

• 113-69. A Venezuela

• 98-88. A Australia

• 94-91. A Serbia

• 100-97. A Francia

Cuartos de final

• 105-78. A Argentina

Semifinales

• 82-76. A España

Final

• 96-66. A Serbia

87  triunfos  y apenas una derrota sumó Mike Krzyzewski como DT de Estados Unidos, que cayó en las semifinales del mundial del 2006, justamente, ante Serbia.

"No hay mayor honor que entrenar a tu país, no sólo a un equipo con este talento, sino con el grado de compromiso que estos chicos han demostrado", Mike Krzyzewski , tras tres oros, el coach de Estados Unidos será reemplazado por Gregg Popovich.