Estados Unidos aplastó 105- 78 a Argentina en un desbalanceado encuentro. El Dream Team cumplió con el objetivo y logró su boleto para las semifinales del torneo de básquet de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Los estadounidenses se anotaron su sexta victoria en seis partidos en los Juegos Olímpicos en Rio 2016, donde buscan su tercera de medalla de oro consecutiva. Ahora se medirán ante España por semifinales el día viernes.

Los argentinos soñaron por un breve instante con la gesta de Atenas 2004 cuando ganaron en semifinales a los norteamericanos antes de colgarse el oro en la final, aprovechando unos primeros momentos de confusión del rival.

Los “albicelestes” lograron ponerse por delante en el marcador al inicio del encuentro, llegando a estar 19-9 arriba a cuatro minutos para el final del primer cuarto, llevado por el acierto de su base Facundo Campazzo (13 puntos).

A partir de ahí, apareció Kevin Durant para iniciar la remontada estadounidense hasta dar la vuelta al marcador y acabar el cuarto 25-21 por delante de los argentinos. Durant fue el mejor anotador del encuentro con 27 puntos.

Estados Unidos, que ya lleva 23 partidos olímpicos sin perder desde que, precisamente cayeron en Atenas, se hizo el amo y se acabó el partido. Durant tomó las riendas del equipo, mientras bajo los aros, DeAndre Jordan ganaba su batalla con Scola y los rebotes acababan en manos estadounidenses (54).

Punto a punto, Estados Unidos se fue al descanso 56-40 arriba, un marcador que no haría más que crecer a favor de los norteamericanos a la vuelta de la pausa.

En los dos últimos cuartos, los argentinos trataron de resistir a la avalancha estadounidense aupados por la numerosa y ruidosa hinchada albiceleste que llenó el pabellón Carioca Arena 1 del Parque Olímpico.

Sin embargo, Argentina nunca llegó a acercarse a menos de 15 puntos en esos últimos 20 minutos, que fueron ya prácticamente de jugadas de diversión para los dos equipos y para el público que contemplaba el partido.