Jhonny Cueto y Jacob deGrom subirán este miércoles a la loma de los sustos con la encomienda de ampliar la ventaja o empatar la Serie Mundial, por los Reales y los Metros.

Cada uno de estos dos lanzadores tratará de mantener a raya la ofensiva contraria para darle la oportunidad a su equipo de lograr la victoria, pero cada uno de ellos tendrá que librar su guerra personal en este encuentro.

Ante este nuevo reto, Cueto tendrá que mostrar que puede ser consistente desde el montículo, algo que no ha sucedido en sus primeras tres apariciones
en la postemporada.

En su primer encuentro ante los Astros de Houston, lanzó seis entradas de cuatro carreras, tres bases por bolas y cinco ponches, su equipo ganó y él salió sin decisión.

En su segunda actuación ante los mismos Astros lució como todo un as, tiró ocho episodios de dos carreras sin transferencias y ocho ponches, para obtener su primer triunfo en estos playoffs; pero en su última salida ante los Azulejos, volvió a retroceder, permitió seis carreras en apenas dos innings,
otorgando cuatro boletos con dos ponches.

En esta labor fue atacado con 15 hits (entre estos cinco extrabaseas, incluyendo tres cuadrangulares) y 14 carreras en 16 entradas. Mantener la bola lejos de los bates de los Metros es la principal misión del derecho dominicano.

El aspecto positivo de Cueto ante los de New York, es que se sentirá en sus aguas, debido a que lanzó en la Liga Nacional por casi siete años y ha lucido bien ante sus principales bateadores:

Yoenis Céspedes le batea para promedio de .000 (2-0), Daniel Murphy para .176 (17-3) y David Wright para .240 (26-6).

En su única salida contra los Metros durante la temporada regular, permitió dos carreras
en seis entradas con tres pasaportes y seis ponches, cargando con la derrota, a pesar de
esto limitó al conjunto a batearle para 0.95.

Como local el quisqueyano ha tenido sus mejores números, con marca de 6-4 y 2.96, factor por lo que fue señalado por el dirigente Ned Yost para abrir este encuentro.

En la etapa regular le dio problemas a los bates zurdos al limitarlos a .215 de promedio algo que es de gran valor ante Murphy y Curtis Granderson, los bateadores más caliente de los Metros en la postemporada.

deGrom ha estado superbo ganando cada una de sus tres aperturas en los playoffs, imponiendo
record de ponches para un lanzador de los Metros en un partido de esta etapa.

Todas sus actuaciones han sido en la ruta, lo que habla positivamente de su temperamento y calidad, pero al igual que Cueto estará debutando en el clásico de final de temporada.

Tendrá que mostrar que la presión no es capaz de embargarlo en el escenario más importante
de las Grandes Ligas y en el que tendrá en su contra a una alineación que casi desconoce por completo, solo el receptor sustituto Drew Butera (3-0), ha bateado contra el as de los Metros.

El derecho es dueño de una fuerte bola rápida, la que tendrá que mezclar muy bien con sus picheos secundario debido a que los Reales fueron el equipo con mejor promedio en las Grandes Ligas, frente a rectas de 95 millas o más.

Los bates zurdos fueron los que con más poder le conectaron durante la campaña, 12 de los 16 jonrones que le pegaron salieron de jugadores que se paran de ese lado del plato, (Erick Hosmer, Alex Gordon y
Kendrys Morales, son parte de los hombres que deberá cuidar referente a esta estadística)
y 14 de ellos jugando como visitante.

En la postemporada en cada una de sus actuaciones ha trabajado seis o más entradas, lo que le da un buen soporte a sus peloteros para lograr hacer ofensiva y en ninguna le han anotado más de dos carreras.

Su control ha sido fenomenal otorgando solo cuatro bases en 20 entradas, lo que obligará a los Reales a tener que ir agresivo al plato y que estos cometan errores ante sus picheos.

En todo caso la consistencia de estos dos colosos del picheo, será la diferencia ante alineaciones que conjugan el poder y la velocidad, para poder salir con la victoria