El mediocampista de New York City asegura que le hubiese gustado jugar en Real Madrid o Barcelona.