Si antes de la Eurocopa alguien decía que Portugal se iba a coronar campeón con un gol de Eder, muchos lo tratarían de loco. Primero porque muchos no veían a los lusos levantando el trofeo y, segundo, porque todos pensaban que el héroe siempre sería Cristiano Ronaldo y no el atacante del Lille. Pero la historia quiso que la selección de Fernando Santos se corone por primera vez en la historia y que Eder convirtiera el gol del título en los descuentos. 

Tras un sufrido partido y con Cristiano Ronaldo viendo el partido desde el banco por una lesión que lo sacó de la cancha a los 25 minutos, los lusos pudieron gritar campeones ante un enmudecido Stade de France. Pero antes que llegara el pitazo final a loss 120 minutos, hubo mucho sufrimiento y así lo sintió el astro del Real Madrid. 

CR7 volvió al banco para ver el tiempo extra y demostró todo su liderazgo antes de que empiecen los 30 minutos de agregado, acercándose a sus compañeros y dándole palabras de aliento a cada uno de ellos. Tomándoles el rostro, los arengó para conseguir el ansiado título y tomarse revancha de la final perdida en su casa en 2004.

Fue en ese momento, antes del alargue, cuando se acercó a Eder, quien había ingresado en el minuto 79, para darle un mensaje que lo terminaría transformando en héroe. "Sabía que mi oportunidad iba a llegar desde el momento en que fui convocado. Estaba con mucha confianza que iba a suceder este momento. (Cristiano Ronaldo) me dijo que yo sería el que marcaría el gol de la victoria. Me dio esa confianza, pero fue un gol trabajado por todo el equipo", reveló el delantero tras obtener la Eurocopa. 

Luego de gritar todo lo que pudo y dar instrucciones al borde de la cancha, Cristiano Ronaldo pudo tranquilizarse tras los 120 minutos y celebrar un título que sigue ampliando su palmarés y que lo consolida en lo más alto del mundo futbolístico. Un triunfo que sus compañeros se juramentaron conseguir por él. 

"Fue complicado porque perdimos a nuestro mejor jugador, en quien habíamos depositado muchas esperanzas. Pusimos sangre, sudor y lágrimas para ganar. Prometimos que ibamos a ganar por él (Cristiano Ronaldo) y lo hemos hecho", cerró Pepe tras el histórico título. Un título que tiene las letras de Cristiano Ronaldo inscritas.