El rugbista inglés recibió múltiples tuits que le preguntaban si había votado por el ahora electo presidente de Estados Unidos, tal como dijo Trump. Sin embargo, no era él a quién hacía referencia el magnate.