Los Cachorros de Chicago, actuales campeones de la Serie Mundial por primera vez en 108 años, les otorgaron una gorra y una pelota acompañada de un mensaje que reza: “¡La noticia de que los Cachorros Ganaron llegó al Vaticano!” al Papa Francisco.

La gorra y la pelota fueron entregadas por el arzobispo de Chicago Blase Cupich, quien también le dio lo que parece una pelota firmada durante un encuentro en el Vaticano.

Lo del Papa es el fútbol, es fanático del club fútbol San Lorenzo de Buenos Aires, pero no se extrañe si ve al papa Francisco luciendo una gorra de béisbol.

El pontífice Cupich publicó en Twitter una foto en la que Francisco sostiene la gorra y la pelota. El papa "puede ahora festejar con nosotros y pide nuestras oraciones", agregó.

Cupich será nombrado cardenal esta semana por Francisco.