River Plate y Tigres se juegan la gloria de América en el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores.

Los "Millonarios" tienen en sus manos la posibilidad de hacerse con su tercera corona del torneo de clubes más importante del continente. En tanto, los felinos buscan ser el primer club azteca que levante la Libertadores, algo que en su tiempo estuvieron cerca de hacerlo Cruz Azul y Chivas.

Pero además del trofeo y el orgullo, ambos equipos buscan como un plus el premio económico que obtendrá el próximo monarca. Ambos clubes suman 2.8 millones de dólares, luego de que hayan superado las rondas de fase de grupos, octavos de final, cuartos de final y semifinal.

Pero el campeón recibirá 2.3 millones de billetes verdes más. La suma de los premios apenas le servirá al cuadro azteca para saldar el salario del francés André-Pierre Gignac, su fichaje estrella para esta campaña. Mientras que el cambinado argentino podría liquidar los costos de todos sus nuevos elementos: Luis González, Javier Saviola, Nicolás Bertolo, Tabaré Viudez y Luca Alario.