Sergi Enrich y Antonio Luna, futbolistas del Eibar español, protagonizan el último escándalo sexual en el fútbol ibérico.