Ya hemos hablado de las federaciones proactivas de nuestro movimiento olímpico y de aquellas que se limitan a llorar una crisis que es eterna en el deporte dominicano porque los gobiernos, todos, han limitado los recursos destinados a las actividades del músculo y la mente.

Una de las federaciones que “no se dejan morir” es la de tenis y ayer lo comprobé, cuando la primera raqueta nacional y hombre historia de este deporte, Víctor Estrella, confirmó su decisión de ausentarse de la eliminatoria ante Chile, a jugarse la próxima semana.

Llamé a los dos principales directivos de Fedotenis y me convencieron de que “mi equipo” va a tener un gran año en la Copa Davis en lo competivo y dentro del proceso de desarrollo de los jugadores “secundarios” del equipo nacional.

Quienes me conocen saben que de la primera cosa que soy fanático es de la selección dominicana de tenis, pero esa es una historia de 30 años que no cabe en esta cuartilla. Persio Maldonado y Sergio Tobal me recibieron con la dura noticia de que Roberto Cid y Peter Beltrán no recibieron el permiso de su alma máter South Florida University para jugar en Chile.

Pero me tranquilizaron al recordarme que Manuel Castellanos tiene un excelente desempeño como doblista con Tennesse State y que José Hernández va parejo con las dos primeras raquetas chilenas.

“Además, es un excelente escenario para medir el nivel de José Olivares y el juvenil Nick Hardt. Pueden salir muchas cosas buenas de la lamentable ausencia de Víctor”, me dijo Persio.

Y Sergio me agregó: “Tenemos con qué pelear esta serie, y en todo, caso si perdemos el repechaje para seguir en el grupo 1, es contra Barbados, ya con Víctor de regreso y Roberto a tiempo completo porque ya termina la universidad”.

Así me tranquilizaron y el próximo fin de semana solo espero que Michael y Edwin encuentren un link que nos permita apoyar a “nuestro equipo”. Un equipo que piensa en renovación, cuando aun cuenta con el mejor tenista de nuestra historia.