El delantero de la Selección de Ecuador fue perseguido por la policía hasta el Estadio Olímpico Atahualpa. Ya en el duelo de forma extraña se lesionó y salió en ambulancia.