Los Tigres adquirieron al torpedero Erick Aybar desde los Bravos para profundizar sus filas en el cuadro interior y para traer a otro veterano en su esfuerzo por clasificar.

El dominicano llegó al equipo el miércoles y se fue de 3-0 con una base por bolas contra los Reales. También fue incluido en el lineup titular de los Tigres el jueves, jugando en el lugar del campocorto cubano José Iglesias, quien se encuentra fuera por lesión.

"Es una bendición llegar a un clubhouse con (los venezolanos) Víctor (Martínez) y Miguel (Cabrera)", dijo Aybar.

Aybar, en su undécima temporada de Grandes Ligas, jugó la primera parte del 2016 con Atlanta, un equipo en reconstrucción. El veterano cree que llegar a una escuadra en la pelea por la postemporada podría darle un impulso.

"Atlanta era diferente por la fase en la que se encuentra, pero aquí hay otra mentalidad", comentó Aybar. "Estamos tratando de ganar. Estamos tratando de ayudar al resto del equipo a ganar los juegos, así que es bien diferente".

Desde el Juego de Estrellas, Aybar lleva promedio de .313 y, antes de llegar a Detroit, se había embasado en 18 de sus 19 juegos anteriores, con promedio de .360 en ese lapso.

"En el béisbol, no es cómo empiezas, sino cómo terminas", dijo Aybar. "Entonces sí, me siento mucho mejor y estoy tratando de terminar fuerte".